Reacciones adversas de los fármacos en la cavidad bucal

Reacciones adversas de los fármacos en la cavidad bucal

Una gran parte de la población consume diariamente medicamentos para el tratamiento de diversas patologías a nivel sistémico.

Como ya sabemos, los fármacos no son inocuos, y de hecho existen un gran número de fármacos que pueden producir efectos indeseables o reacciones adversas a nivel de la boca, además de trastornos y patologías subyacentes a su consumo.

Llamamos reacciones adversas a medicamentos a aquellas reacciones que producen una respuesta nociva y de forma no intencionada en algún lugar de nuestro organismo.

Reacciones adversas de los fármacos en la cavidad bucal

Así pues, algunas de las reacciones más frecuentes derivadas del consumo de medicinas, pero no de menor importancia, que pueden aparecer en la cavidad bucal son:

  • Alteraciones de las glándulas salivales (xerostomía, ptialismo e inflamación-dolor glandular).
  • Alteraciones de la mucosa bucal (quemaduras químicas, mucositis, estomatitis alérgica y reacciones liquenoides).
  • Agrandamiento gingival.
  • Anomalías del gusto (disgeusia).
  • Osteonecrosis mandibular.

 

La XEROSTOMÍA hace referencia a la sequedad bucal, siendo la reacción adversa más común, ya que se estima que el 80% de los medicamentos más consumidos la producen. Algunos ejemplos de fármacos que causan xerostomía son: antidepresivos, antipsicóticos, antihipertensivos, ansiolíticos, relajantes musculares, analgésicos, antihistamínicos, antiparkinsonianos, antiacné, broncodilatadores, antimigrañosos e hipnóticos.

 

El PTIALISMO se refiere al efecto contrario de la xerostomía, es una hipersalivación o sialorrea. Algunos ejemplos de fármacos causantes son: pilocarpina (en algunos países precisamente se usa para la xerostomía), epinefrina, clonacepam, bromo, mercurio y compuestos yodados.

 

Las QUEMADURAS QUÍMICAS de la mucosa son fundamentalmente producidas por el mal uso de analgésicos y antisépticos. Un ejemplo de ello es el AAS (ácido acetil-salicílico, aspirina) que algunos pacientes utilizan de forma tópica para calmar el dolor dental, aplicándolo sobre diente-encía y creando una necrosis epitelial superficial blanquecina muy dolorosa.

Las MUCOSITIS son inflamaciones y ulceraciones de la mucosa con formación de pseudomembranas, que dificultan el bienestar del paciente afectando a sus hábitos alimenticios. Los quimioterápicos pueden causar mucositis bucales a los 5-7 días del tratamiento (metrotexato y 5-fluoruracilo).

La ESTOMATITIS ALÉRGICA puede derivarse de la toma sistémica del fármaco o de su aplicación directa con la boca. Los medicamentos que la pueden causar son: barbitúricos, paracetamol, fenacetina, pirazolonas, sulfonamidas y tetraciclinas.

 

Las REACCIONES LIQUENOIDES son lesiones similares al LPO (liquen plano oral) pero que desaparecen al finalizar el tratamiento farmacológico. Principalmente pueden ser derivadas del consumo de: AINES (antiinflamatorios no esteroideos), IECA (inhibidores de la angiotensina), antimaláricos, antihipertensivos, psicotrópicos, sales de oro o bismuto y anticuerpos monoclonales (artritis reumatoide).

 

Las PIGMENTACIONES pueden abarcar varias localizaciones a nivel bucal:

  • TINCIONES DENTALES. Derivadas de las tetraciclinas (manchas amarillo-parduzcas, ya sean tomadas por el paciente en el período de calcificación de sus dientes permanentes o por la madre a partir del segundo trimestre de embarazo), de los fluoruros (producen esmalte moteado color blanco-marrón, se originan durante el período de formación de los dientes permanentes en los niños, por exceso de flúor (colutorios, consulta dental, pastas dentales inadecuadas, aguas fluoradas comunitarias), o por suplementos de hierro (sales de hierro para el tratamiento de la anemia ferropénica, producen manchas negras en los dientes).

 

  • TINCIONES EN LA MUCOSA. Derivadas del Cisplatino (tratamiento de neoplasias, forman líneas azuladas en el margen gingival), minociclina (para el acné, de forma prolongada puede causar máculas grises en el paladar) antimaláricos (amodiaquina, generan manchas azuladas en paladar), antibióticos (a largo plazo pueden causar lengua vellosa), clorhexidina y fluoruro de estaño (productos de higiene bucal, producen tinciones marrones en los dientes, que se pueden revertir con una limpieza bucal o tartrectomía en la consulta dental).

 

La HIPERPLASIA GINGIVAL (atrofias o agrandamientos de la encía) sucede cuando el margen de la encía cubre más el diente en altura y/o grosor que de forma natural.  Principalmente viene asociada al consumo de: fenitoínas (anticonvulsivante, para epilepsia), nifedipino (antagonista del calcio) y ciclosporinas (inmunosupresión). A partir de los 3 meses del tratamiento con alguno de estos fármacos la encía puede verse afectada aumentando su volumen y sangrando con mayor facilidad y a la larga pueden causar alteraciones en la función y en la estética. Es importantísimo mantener una higiene bucodental adecuada cuando aparecen este tipo de reacciones adversas ya que el cuadro puede verse agravado con dolor-alteración en la masticación, disfunciones al tragar, trastornos al hablar, hemorragias gingivales y enfermedad periodontal grave.

 

La OSTEONECROSIS es una patología que expone e infecta los huesos maxilares que sostienen los dientes. Viene directamente asociada con la administración por vía parenteral (intravenosa) de los bifosfonatos (terapia contra el cáncer o para la osteoporosis en caso de comprimidos de bifosfonatos).

Las ANOMALÍAS DEL GUSTO derivadas del uso de fármacos pueden alterar el sentido del gusto de forma que lo disminuyan (hipogeusia), lo distorsionen (disgeusia) o lo hagan perder (ageusia). Algunos de estos fármacos son: antibióticos, antirreumáticos, antiinflamatorios, antitiroideos, antihipertensivos, diuréticos, anestésicos locales, antineoplásicos, antisépticos bucales (clorhexidina), ansiolíticos, antidepresivos. Estas anomalías se revierten cuando se interrumpe el uso de los medicamentos que lo provocan.

Como conclusión, sabiendo que un gran número de fármacos existentes pueden provocar reacciones indeseables en la cavidad bucal derivados de su consumo, reafirmamos la importancia y la necesidad de realizar un buen cuestionario de salud en la clínica dental. Así nuestros odontólogos e higienistas que formamos equipo en la CLÍNICA DENTAL ……………… podremos diagnosticar sus posibles reacciones adversas y darles el tratamiento adecuado para permitir una CORRECTA SALUD E HIGIENE BUCODENTAL.