aftas-3

Aftas en la boca: qué son y cómo tratarlas

Se denomina afta bucal a aquella lesión ulcerosa, superficial, de tamaño relativamente pequeño, forma redondeada y con halo rojo bien delimitado.

Se trata de una herida muy dolorosa, de origen desconocido, pero benigna que suele desaparecer tras 1-2 semanas. Afecta al 20% de la población, sobre todo a las mujeres, menores de 40 años, no fumadores y en pacientes con mayor nivel socioeconómico. Además tienen carácter hereditario.

Su localización más frecuente es en superficies interiores de las mejillas, cara interna de los labios, dorso y bordes laterales de la lengua, vestíbulo superior de la boca y en encías.

Su presencia determina la existencia de:

  1. Una o varias protuberancias rojizas y dolorosas que se convierten en úlcera abierta.
  2. Una llaga de centro blanco de tamaño pequeño (siempre menos de un tercio de pulgada o de 1 cm de diámetro).
  3. Más raramente asociada a fiebre no muy alta, malestar general y cadena ganglionar submandibular inflamada.
  4. Mucho dolor, que suele cesar en un período de tiempo de 7 a 10 días.

POSIBLES CAUSAS DE LAS AFTAS BUCALES

A pesar de que se desconozca su origen, si que se puede relacionar con:

  • Estrés, ansiedad, pacientes que duermen menos horas de las necesarias.
  • Reflujo gastroesofágico y pacientes infectados con la bacteria “Helicobacter pylori”.
  •  Mordiscos en la lengua. Limpieza dental muy agresiva.
  • Alteraciones hormonales.
  • Alteraciones del sistema inmunológico. Asociadas a infecciones virales.
  • Déficit de vitamina b12, C, hierro, ácido fólico y zinc.
  • Consumir ciertos tipos de alimentos como el chocolate, bebidas ácidas, café.
  • Algunos medicamentos antiinflamatorios.
  • Alergias alimenticias.

afta-4

Pasado el tiempo tras su aparición, se convierten en una úlcera abierta de color blanco-amarillento  y cuando van a curar cambian a color grisáceo. No son contagiosas, pero si aparecen con mucha frecuencia. Suelen desaparecer por sí mismas y no dejan cicatrices.

AFTAS CONTROLADAS POR SU DENTISTA

Sin embargo, sería necesario visitar al médico cuando:

  • El afta es demasiado grande de lo habitual.
  • Tarda más de 3 semanas en desaparecer.
  • Reaparezca rápidamente después de haber curado otra previa.
  • En un mismo año se padecen más de 3 veces.
  • Presente signos de que esté infectada.
  • Existan síntomas de pérdida de peso injustificada, falta de apetito, diarrea, fiebre, dolor de cabeza o erupciones en la piel.

Si las aftas persisten más de la cuenta o continúan reapareciendo se deben hacer otros exámenes médicos exhaustivos, incluida la biopsia, para buscar otras causas de mayor importancia como alergias a medicamentos, eritema multiforme, lesiones precancerosas, infecciones por herpes o liquen plano ampollar.

aftas-1

Es importante no confundir las aftas con las calenturas o herpes labiales.  Las boqueras las causa el VHS (VIRUS HERPES SIMPLE) y se presentan en la parte exterior de la boca, en la zona labial y son muy contagiosas.

TRATAMIENTOS DE LAS LESIONES ULCEROSAS BUCALES O AFTAS

Existen tratamientos paliativos específicos para acelerar la curación de las lesiones aftosas y para mitigar el dolor.

  1. Hay cremas, geles, sprays y colutorios de farmacia que protegen las aftas de infecciones oportunistas, que son antisépticos y que disminuyen el dolor asociado. Suelen llevar ácido hialurónico, aloe vera y/o clorhexidina en su composición.
  2. También existen remedios caseros como enjuagarse con bicarbonato, agua con sal o agua oxigenada diluida, que se aplican directamente sobre la lesión.

Es fundamental que en el tiempo de curación se eviten las comidas muy especiadas, saladas o picantes porque acentúan el dolor. Sin olvidar que una correcta higiene bucal diaria, con cepillos suaves, ayudará a reducir la aparición de lesiones. Nunca usar además enjuagues que contengan alcohol.

aftas-2

Si percibe alguna lesión que pueda identificar como llaga o úlcera aftosa no dude en acudir a nuestra clínica dental Candilejas 60, de la que a continuación ofrecemos el siguiente enlace con los datos de contacto. Nuestra directora médica y su equipo de profesionales estarán encantados de atenderle para diagnosticar su lesión, y orientarle en los cuidados de la misma y en el uso de los productos farmacéuticos adecuados para curar más rápidamente su herida bucal.